Search

Tranvía

Tranvía en Praga

Tranvía en Praga

Además de los transportes tradicionales como el metro, el autobús o el taxi, en Praga existe un medio muy utilizado para trasladarse por la ciudad y que además de útil, nos sirve para conocer un poco más la historia de la ciudad.

El tranvía cuenta con un gran arraigo en la capital de la República Checa. Su red en la actualidad ronda los 150 kilómetros de extensión y cuenta con más de 25 líneas de transporte diurnas y una decena de nocturnas. Si a este medio lo combinamos con el metro, obtendremos la mejor manera de movernos por la ciudad.

En el caso del tranvía, el viajero debe saber que históricamente, éste comenzó a funcionar en Praga a finales del siglo XIX. Concretamente éste se puso en marcha por primera vez el 23 de septiembre de 1875. Como anécdota, cabe recordar que en sus primeros años de funcionamiento, los tranvías eran tirados por caballos.

Una vez que llegó el tranvía eléctrico y debido a los numerosos accidentes y descarrilamientos que sufrían los tranvías de tracción animal, en 1891 tuvo lugar la inauguración de la primera línea eléctrica. En poco más de cinco años fueron más de cinco millones de personas las que utilizaban este medio como forma de trasladarse por la ciudad.

El sistema de tranvía de Praga cuenta con un horario muy extendido, ya que las líneas diurnas empiezan a operar a las cuatro y media de la mañana, hasta las veinticuatro horas, sin interrupciones. Las líneas nocturnas funcionan en las horas que restan, aunque la frecuencia es menor, cada treinta minutos.

Existen en la ciudad dos tranvías que son internacionalmente conocidos, el tranvía número 22 y el 91. En el caso del primero hay que explicar que es el responsable de facilitar el acceso al Castillo de Praga, al Loreto y al Monasterio Strahov. Como puede intuirse, se trata del tranvía más utilizado por los turistas, ya que puede llegar hasta lugares donde no circula el metro.

Es muy recomendable que el viajero sepa que este tranvía, al ser muy concurrido por turistas y gente que conoce poco la ciudad, suele ir también acompañado de la presencia de ladrones y carteristas. Por ello, es mejor ser poco confiados y saber dónde tenemos nuestras cosas.

En el caso del 91, es denominado el tranvía nostálgico. Hay que añadir que también se trata de un servicio muy turístico, ya que opera los fines de semana y festivos entre las 12 y las 17 horas, de marzo a noviembre. Su recorrido es circular y a muchos les recuerda a los primeros tranvías que recorrían la ciudad. El tiempo que dedicamos a su recorrido, durante el cual observamos algunos de los lugares más especiales de la ciudad, es de aproximadamente una hora.

Más información en: http://czech-transport.com/index.php?id=150