Search

Metro

Transportes en Praga

El metro en Praga es uno de los medios de transportes más utilizado, tanto por los residentes como por los turistas que se acercan a la ciudad, porque es uno de los más rápidos y además porque cubre casi toda la superficie de la ciudad. En los últimos años, se ha convertido además en uno de los metros que más gente transporta en todo el mundo.

Los horarios de este medio de transporte es uno de los mejores de la ciudad, con la salvedad de que no se puede utilizar de noche.  El horario de apertura del Metro de Praga es desde las 5 de la mañana hasta  las 24 horas.

La frecuencia es rápida, y en días normales de semana, la espera no es más que 3 minutos. Este número puede llegar a aumentar durante los fines de semana, como en cualquiera de los otros medios de transporte que tiene la capital de la República Checa.

Lo bueno para los turistas es que toda información del metro está bien señalizada en varios idiomas en las estaciones, pero además hay una cabina de informaciones en cada una de ellas, para que nadie pueda perderse.

Los tickets  deben comprarse y validarse como en cualquier otro medio de transporte, pero  lo mejor es que existe sólo un ticket que sirve tanto para los autobuses, tranvías, trenes urbanos y hasta para el funicular.

Los precios son de acuerdo al ticket que se decida sacar. El limitado por ejemplo, es válido para 30 minutos y tiene un precio de 24 CZK para los adultos y 12 CZK para los niños. Hay que tener en cuenta que adultos se considera a aquellos mayores de 15 años y que los niños de menos de 6 años al igual que los ancianos mayores de 70 viajan gratis. Otro de los tickets vale por 90 minutos y tiene un costo de 32 CZK para los adultos y 16 CZK para los niños.  Los que tienen validez de un día, tienen un precio de 110 CZK y de 55 CZK para adultos y menores respectivamente y los que duran tres días 310 CZK  permitiendo un menor gratis de 6 a 15 años.

Los tickets  son muy fáciles de comprar, existen algunas máquinas que aceptan monedas, y sino en algunas tiendas cercanas a las paradas se pueden conseguir. 

Es sin duda una de las formas más fáciles y rápidas para pasear por Praga.