Search

Guía rápida

Guia rápida en Praga

Praga es la capital de la República Checa y de la región de Bohemia.  Su belleza y patrimonio histórico la convierten en una de las veinte ciudades más visitadas del mundo. El núcleo principal de la ciudad de Praga está incluido en la lista del Patrimonio de la Humanidad desde 1992. Es también conocida como La Ciudad de las Cien Torres o La Ciudad Dorada.

Emplazada alrededor del río Moldava (río muy caudaloso), Praga desprende una atmósfera especial que se puede respirar entre sus calles, castillos, iglesias y puentes medievales.

Además existen atracciones para todos los gustos, quienes sean fanáticos de las construcciones más antiguas, pueden acercarse a La Ciudad Vieja, realizar un recorrido por el Castillo de Praga, y pasear por las callecitas que tiene  esta parte de la ciudad que remonta a siglos atrás.

Para quienes quieran un poco más de modernidad, se pueden acercar a los enormes y completos centros comerciales que esta ciudad ofrece. Desde un Hard Rock Café, para degustar la comida a la que más estamos acostumbrados, o pasear por alguna de las galerías de compras (al mejor estilo shopping) donde se pueden encontrar las mejores marcas de ropa, perfumes y artículos para el hogar.

Hay que hacer un apartado en cuanto a la comida de la ciudad, porque no hay que irse de Praga sin haber probado alguna de las exquisiteces que allí saben preparar como el Goulash, o cualquiera de sus carnes, tanto pollo, pescado o jabalí. Además estando en Praga no se puede acompañar esto con otra cosa que no sea alguna de las cervezas artesanales que allí saben  preparar.

La gente de Praga suele ser muy amistosa, asique no hay grandes problemas de seguridad, al contrario, ellos sabrán recomendar cuáles con los mejores lugares para visitar y hasta pueden aconsejar sobre lo que hacer y lo que no en esta ciudad.

Una de las cosas que pasa a ser importantes antes de viajar es poder dominar, por lo menos bien, el idioma inglés, ya que es el segundo utilizado después del checo, también hay muchos que se comunican en alemán, pero es muy poco lo que hacen en español.

Hay que reconocer que allí se podrá pasar una estadía además de tranquila muy divertida, porque en República Checa suelen ser muy comunes las fiestas nocturnas y las festividades típicas de su cultura.

No hay que dejar de pasar por el Reloj Astronómico ni por el Cementerio Judío, pedir un deseo en el Puente Carlos y tratar de regatear algún regalo o artesanía.